SEGART
Al Garbí por la canal

14 de Octubre 2018



INFORMACIÓN DE LA EXCURSIÓN



Seguro:

Para los NO federados tendrá un coste de 3,00 € por inscripción. A pagar en efectivo el día de la reunión o el de la actividad

Desniveles:

Acumulado positivo de 470 metros

Duración:

4:00 horas, teniendo en cuenta las paradas y el posible retraso en el ascenso

Transporte:

Vehículos propios. Precio recomendado por ocupante de vehículo para sufragio de combustible: 3,00 € a abonar a la subida en el vehículo escogido. —según criterio propio de cada conductor, este donativo podrá no ser aceptado—

Material:

El adecuado según pronóstico del tiempo para ese lugar y la fecha señalada. Comida y bebida para medio día. Calzado de montaña, preferiblemente bota, además de mochila poco voluminosa y de buena fijación a la espalda

Descripción:

La ruta que proponemos en esta ocasión, enlaza dos tramos del GR-10 que transitan por la población de Segart. Ambos ramales ascienden desde la pequeña población hacia la cresta del Garbí.

El primer tramo de este recorrido, cerca de 700 metros, lo haremos por carretera sin arcén, DEBEREMOS CAMINAR POR LA IZQUIERDA, EN FILA INDIA Y CON ATENCIÓN A LOS VEHÍCULOS QUE PUEDAN TRANSITAR POR LA CALZADA.

Dejada la carretera, y adentrados en la montaña, el tramo que utilizaremos para ascender, lo hace por el conocido como «Canal del Garbí». Este canal, constituye el desaguadero natural de la montaña cuando llueve en abundancia.

Se trata de un conjunto rocoso de piedra de rodeno, bastante vertical, bien señalizado y con ayudas a la trepada en forma de cadenas ancladas en la roca a modo de pasamanos. Aún con estas ayudas se necesita cierta agilidad para poder sortear los escoyos verticales con solvencia.

Una vez alcanzada la zona alta de la montaña, nos dirigiremos sin grandes desniveles y con mucha comodidad, hacia alguno de sus miradores donde repondremos fuerza y desde los que iniciaremos la vuelta.

Abandonaremos la zona alta del Garbí, tomando la otra variante del GR-10 que no escogimos para la subida. El descenso por este lugar, en su primer tramo de bajada, transita por una pedrera en la que se hace muy necesario poner atención a nuestra pisada. Es un terreno bastante desgastado y resbaladizo.

Poco a poco, la senda pierde desnivel y se transforma en pista y sendero muy fácil de seguir. Siguiendo las marchas blancas y rojas del GR, llegaremos nuevamente a la población de Segart.



Importante:

Esta no es una ruta apta para personas con vértigo o con poca habilidad motriz. La trepada, lo es, porque precisa de manos, pies y equilibrio para avanzar.

Aunque el tramo en el que de esta manera ascenderemos es muy corto, la vigilancia de nuestros movimientos, y la atención a nuestro entorno y compañeros son imprescindibles para el disfrute de esta manera de subir.

Se trata de una ascensión sencilla dentro de su peculiaridad.



Aparcamiento:

Segart apenas dispone de espacio extra para aparcar en su casco urbano, es por eso que trataremos de acudir con el menor número de vehículos a este lugar.