ESLIDA, RUTA DE LAS TRES FUENTES
Circular de medio día - 10km - Dificultad media

22 de Febrero 2015


 

CRÓNICA



Diríase estar subido a bordo de un avión, tal era el correr del viento, tal la panorámica despejada a un lado u otro de las alas, si las hubiera... esto, lógicamente, ocurriría ganada la suficiente altitud, rondando los 700 metros y sobrevolando una de las costillas surgentes del conocido como Coll Roig. Remontar el vuelo hasta allí, previo despegue acelerado y contundente por las reviradas calles de Eslida, agotó bastante del queroseno estimado.

El comandante y el resto de la tripulación, incluida la azafata «Nexo de Unión» (el nombre es raro pero fue ella quien se lo puso) decidieron salir al pasillo y repartir entre el pasaje los diferentes adminículos y comestibles, no fuera que fuera el desmayo. Glucosa hizo falta, había vino y un dulce de leche, celestial en aquellas alturas... Pero llegaron las turbulencias y hubo que virar a nuevo rumbo controlando la guiñada.

Sin vórtices molestos en los alerones, comenzó la maniobra de aproximación a pista... Eslida volvía a estar presente en el horizonte. Iniciado el descenso, ya con los flaps desplegados y a media potencia, no hubo quien divisara a través de las ventanillas, la tan ansiada tercera fuente prometida para aquel vuelo. Quizá el comandante dijera algo al respecto por megafonía interna o bien ésta se hubiera estropeado. Como para arreglarlo dio la orden de conformarse para la preceptiva fotografía de vuelo: normas de la aerolínea, dijo.

Cinturones abrochados, costosa toma, pista de rodadura dejada atrás, fuera cinturones, paso por la torre de información del parque Sierra de Espadán y nueva y definitiva toma... pero esta en el bar... de cervezas ¡y de miel!

Descargar Track de la Excursión